Contacto Mapa Web
Iniciar sesión Registrarse
Español Valencià Català Gallego Euskera English
Franquicias. Informacion de franquicias. Busca tu franquicia.

Iglesia de San Eutropio (El Espinar)

San Eutropio
La iglesia de San Eutropio tiene una sola nave, planta de cruz latina y dos accesos principales. La portada septentrional esta presidida por San Eutropio (patrón de El Espinar). Cuenta la leyenda que se le apareció a un pastorcillo por estos montes encomendándole la labor de propagar a las gentes del entorno que se formaran un pueblo y edificaran una iglesia, de la cual, el sería el patrón y a su vez contribuiría a que el lugar fuera “muy concurrido y aumentado”. San Eutropio vivió en la ciudad francesa de Saintes en torno al siglo V y fue martirizado hasta su muerte por predicar el cristianismo.
San Eutropio
San Eutropio
San Eutropio
San Eutropio
La construcción de la iglesia tiene tres fases bien diferenciadas:

Siglos XIII-XIV: Templo románico destruido casi en su totalidad  por un incendio en 1452.
Siglo XVI: Reconstrucción general en estilo gótico-renacentista, a cargo de Rodrigo Gil de Hontañon.
Siglos XVII-XVIII: De influencia barroca, donde se construyen la actual sacristía, los retablos menores y la portada meridional.
San Eutropio
San Eutropio
San Eutropio
San Eutropio
La primera reconstrucción fue llevada a cabo en 1565 por Rodrigo Gil de Hontañón. En esta reconstrucción se lleva a cabo la ejecución de la cabecera, crucero y una primera sacristía. Debido a problemas económicos las obras fueros paralizadas hasta que los parroquianos decidieron colaborar económicamente para reanudar las obras en 1572 a cargo esta vez de, Juan de Herrera y Juan de Mijares, que por ese tiempo dirigían también las obras del Monasterio de San Lorenzo de El Escorial.

En la segunda reconstrucción se lleva a cabo el cuerpo de la nave a una altura mayor que la iglesia primitiva, adaptándola a la cabecera y a los nuevos niveles del crucero. Al mismo tiempo se construyen unos estribos y un corredor exterior sobre los primitivos contrafuertes románicos ganando así altura. El espacio entre los contrafuertes se cerró formando arquerías ciegas que dan mayor resistencia al muro y ofrecen la posibilidad de abrir capillas laterales al interior de la nave. La nave está dividida por arcos fajones a continuación de las pilastras coincidentes con los contrafuertes exteriores.

La iglesia se identifica con un estilo ecléctico, es decir, una mezcla de varios estilos arquitectónicos, algo fácil de entender si tenemos en cuenta su larga y duradera construcción. Predomina por encima de los demás estilos el llamado Gótico-Renacentista, o Gótico-Tardío. También cabe destacar la influencia innegable del estilo Herreriano o Escurialense impuesto por Felipe II caracterizado por la ausencia de decoración, el predominio de las líneas rectas y austeras y la solemnidad del conjunto.
En el interior observamos una sola nave longitudinal y ambos lados las ya citadas capillas laterales. El ábside o crucero está coronado por bóvedas de crucería.

Durante el sigo XX se realizan numerosas restauraciones y obras de conservación:

En torno a 1945, se rehace el chapitel de la torre, copiando el original.
En 1947 se traslada el órgano desde el crucero hasta el coro. Se repararon también ese año vidrieras y carpinterías.
En 1953 se reconstruye la portada barroca meridional.
En 1965 se repara el suelo del prebisterio y se separa la mesa del altar.
En 1970, 1978 y 1982 se realizan obras de consolidación de la cubierta, desagües, suelos…
Entre 1988 y 1990 se restaura el altar mayor.

El retablo fue realizado en 1565 por Francisco Giralte, discípulo de la escuela de Berruguete. Los estofados de oro son de Santos Petriel y las tablas al óleo pertenecen a Alonso Sánchez Coello, pintor de cámara de Felipe II y uno de los mejores retratistas del siglo XVI.

El retablo configurado en tres calles conjuga a la perfección las líneas clásicas con los adornos platerescos. Las figuras representan escenas del Antiguo y Nuevo Testamento, mientras que las tablas se centran en el nacimiento y vida de Jesús. En los laterales encontramos otros dos retablos de menor altura y dimensiones, ambos barrocos y con un estilo churrigueresco claramente marcado.

Quizás lo que mas llame la atención de las piezas de la iglesia sea su sarga. Su función principal es la de cubrir el retablo durante la Semana Santa, proporcionando al mismo el aspecto penitencial propio de esas fechas.

La sarga permanece el resto del año enrollada en lo alto del retablo, excepto durante unasemana en la primera quincena de agosto. Sánchez Coello estructuró la pieza en 3 cuerpos delimitados en los laterales por un par de pilastras, con una superposición de órdenes en sus capiteles (dórico, jónico y corintio).
En el primer cuerpo encontramos el “entierro de cristo”.
En el segundo “La caída de Jesús camino del calvario” y en el tercero “Cristo en la cruz”.
En el ático encontramos la representación del Padre Eterno con los brazos abiertos y a ambos lados, la Fe y la Caridad representadas como mujeres.
La sarga mide 15 metros de largo por 5 de ancho y fue pintada sobre cáñamo mediante la técnica del agüazo.

El púlpito fue recientemente restaurado y es una obra maestra del plateresco del siglo XVII, decorado con las figuras de los evangelistas en medio relieve.

El templo cuenta en su haber con numerosas piezas a destacar; Esculturas de Giralte, Trapero Juan de Ávalos , numerosas tallas en nogal de San Eutropio, una Piedad sobre madera de pino de Juan de Juni, un crucifijo en marfil de origen italiano del siglo XV, unos bargueños del siglo XVI con minuciosas escenas pintadas sobre cera, amplia colección de casullas, cinco cobres pintados de origen italiano, un óleo sobre lienzo del Niño Jesús, un crucifijo de Pompeyo Leoni del XVI…

Destacamos también el órgano. Excepcional pieza barroca realizada por el maestro Pedro Cavaría a principios del siglo XVIII. Mide más de 15 metros de ancho y 8 de largo y cuenta con más de 1000 tubos de estaño. Durante su traslado en 1947 del crucero al coro sufrió algunos daños que han sido reparados recientemente.

Por último, cabe destacar dos esculturas que están fuera de la iglesia: una imagen enrejada de la Virgen de la Fuencisla, patrona de la ciudad de Segovia, y una piedad vertical de Juan de Avalos que se eleva como una llama entre una gran vegetación.
Cartelera - Cine
El Tiempo
Loterías - Sorteos
Callejero
El tráfico - DGT
empresas
RSS Noticias
Colaboran:
PORTALES DE LA RED PORTALDETUCIUDAD.com
® Todos los derechos reservados - Guía de ocio, empresas, turismo y servicios de tu ciudad.
Web optimizada para una resolución mínima de 1024px y navegadores IE 7.0 y Mozilla 3.0 o superiores.